¿Qué son las cataratas?

Una catarata es una opacificación del cristalino, que se encuentra detrás del iris y la pupila. Las cataratas son la causa más común de pérdida de visión en personas mayores de 40 años de edad y es la principal causa de ceguera en el mundo. De hecho, hay más casos de cataratas en todo el mundo que de glaucoma, degeneración macular y retinopatía diabética todas juntas, de modo que nos encontramos ante la mayor afección ocular, y creciendo, ya que la longevidad de la población sigue aumentando, y las cataratas están estrechamente vinculadas al envejecimiento. 
Si bien, se trata de una enfermedad con mucha incidencia, hay que destacar que, con los medios adecuados suele tener una curación efectiva, mediante el implante de una nueva lente que sustituirá al cristalino. Ahora bien, sin estos medios, las cataratas son una enfermedad que produce ceguera.



Tipos de cataratas: 

• Catarata subcapsular: se produce en la parte posterior del cristalino. Las personas con diabetes, altas miopías, retinitis pigmentaria, o personas que han tomado altas dosis de esteroides tienen un riesgo mayor de desarrollar una catarata subcapsular. 

• Catarata nuclear: se forma en la zona profunda central (núcleo) del cristalino. Las cataratas nucleares por lo general se asocian con el envejecimiento.

• Catarata cortical: empieza a formarse con estrías blanquecinas en forma de cuña en el borde externo de la corteza del cristalino que se van extendiendo hacia el centro bloqueando la luz que pasa a través del núcleo, lo que ocasiona distorsión en las figuras. 

Progresión y síntomas:

Por lo general, las cataratas comienzan poco a poco y al principio tiene poco efecto en la visión y progresivamente, el paciente puede notar que su visión se vuelve un poco borrosa, como mirando a través de un pedazo de vidrio nublado. Una catarata puede hacer que la luz del sol o una lámpara parezca demasiado brillante o deslumbrante. También se puede notar cuando se conduce de noche que los faros que se aproximan causan más deslumbramiento que antes. Los colores pueden no aparecer tan brillantes como lo hacían antes. Los síntomas experimentados, determinarán claramente el tipo de catarata así como la velocidad del desarrollo de la misma. Cuando la catarata nuclear empieza a desarrollarse, puede dar lugar a una mejoría temporal en la visión de cerca, llamada "segunda vista", pero por desgracia, la mejora de la visión es de corta duración y desaparece a medida que empeora la catarata. Por otro lado, una catarata subcapsular puede no producir ningún síntoma hasta que esté bien desarrollada. 

Si usted piensa que tiene una catarata, consulte a un oftalmólogo para salir de dudas. Y no olvide que el mejor consejo es realizar revisiones periódicas de su visión 

¿Qué causa las cataratas? 

El cristalino funciona como la lente de una cámara, enfocando la luz hacia la retina. El cristalino cambia de forma para poder enfocar la imagen en la retina correctamente. El cristalino está compuesto principalmente de agua y proteínas. Las proteínas se ordenan de una manera precisa que mantiene la lente transparente y deja pasar la luz a través de él. Pero, con la edad, algunas de las proteínas pueden agruparse y comenzar a nublar una pequeña área de la lente. Se trata de una catarata, y con el tiempo, pueden crecer más y más nubes en el cristalino, dificultando entonces la visión. Muchos estudios sugieren que la exposición a la luz ultravioleta se asocia con el desarrollo de cataratas, por lo que los profesionales de salud ocular recomiendan utilizar gafas de sol,así como algún tipo de gorra o sombrero para reducir su exposición. Otros tipos de radiación también pueden ser perjudiciales. Por ejemplo, un estudio realizado en 2005 en Islandia sugiere que los pilotos de avión tienen un mayor riesgo de desarrollar catarata nuclear que los no-pilotos y que la causa puede ser la exposición a la radiación cósmica. Una teoría similar sugiere que los astronautas también están en riesgo de la radiación cósmica. Otros estudios sugieren que las personas con diabetes están en riesgo de desarrollar cataratas. Lo mismo ocurre con los usuarios de esteroides, y tranquilizantes. 

Algunos oftalmólogos creen que una dieta rica en antioxidantes, tales como beta-caroteno (vitamina A), el selenio y las vitaminas C y E, pueden impedir el desarrollo de cataratas. Mientras tanto, la ingesta excesiva de sal puede aumentar el riesgo. Otros factores de riesgo incluyen el humo del cigarrillo, la contaminación del aire y el consumo excesivo de alcohol. 

En un pequeño estudio publicado en 2002, la exposición al plomo resultó ser un factor de riesgo, otro estudio realizado en diciembre de 2004, de 795 hombres mayores de 60 años, llegó a una conclusión similar. Sin embargo, se necesitan estudios más amplios para confirmar definitivamente si el plomo puede ser un riesgo y, en caso afirmativo, si el riesgo es de una dosis de una sola vez en un momento determinado en la vida o de la exposición crónica durante años. Los investigadores dicen que se necesitan estudios adicionales para confirmar si la terapia de reemplazo hormonal (TRH) aumenta significativamente la probabilidad de desarrollar cataratas. Un estudio de ocho años de más de 30.000 mujeres suecas postmenopáusicas encontró un 14 por ciento más de riesgo de la extracción de cataratas entre los que utilizan terapia de reemplazo hormonal en cualquier momento y un 18 por ciento más de riesgo de las usuarias de TRH actuales. 

Tratamiento de cataratas: 

Cuando los síntomas comienzan a aparecer, usted puede ser capaz de mejorar su visión mediante el uso de gafas, aumentando la iluminación, y otras ayudas visuales Piense acerca de la cirugía cuando sus cataratas hayan progresado lo suficiente como para afectar seriamente su visión y afectar su vida diaria. Muchas personas consideran que la mala visión de un hecho inevitable del envejecimiento, pero la cirugía de catarata es un procedimiento sencillo y relativamente indoloro para recuperar la visión. ¿Cómo funciona la cirugía de cataratas La cirugía de cataratas es muy exitosa en la restauración de la visión. De hecho, es la cirugía más frecuentemente realizada en el mundo. Nueve de cada 10 personas que se someten a cirugía de catarata recuperan la visión de una manera óptima. Durante la cirugía, el cirujano retira el cristalino opaco y en la mayoría de los casos, reemplazarlo con un lente intraocular (IOL). Las IOL, (o LIO, lentes intraoculares), se están desarrollando y mejorando continuamente para hacer la cirugía menos complicada y también obtener mejores resultados. Es muy destacable el reciente lanzamiento de una nueva tecnología de cirugía de cataratas que, mediante el uso de láser de femptosegundo y análisis tomográfico en tiempo real es capaz de realizar la cirugía de forma mucho mas segura, y predecible, lo que, estadísticamente debería redundar en mejores agudezas visuales y mayor, si cabe, grado de éxito en las operaciones.

1 comentario:

  1. Por suerte hoy las cataratas pueden operarse de diferentes formas como la novedad que describen del láser de femptosegundo y análisis tomográfico. Leyendo el post he pensado en la cantidad de personas durante toda la historia que sencillamente se quedaban ciegas. Por mi trabajo, visito a menudo residencias para personas mayores, allí hay muchas personas que sufren demencia (alzheimer y otros tipos) pero encuentras muy pocos que sufran de cataratas (sí muchos a quienes les han operado en algún momento de la vida). Esto me hace pensar que esta técnica quirúrgica debe ser de las que más han permitido aumentar la calidad de vida en nuestros ancianos y augura que podamos vivir una tercera edad algo mejor.

    ResponderEliminar